Higienización y purificación de aire

Prevenir y evitar contagios en espacios interiores, con gran afluencia de público, es posible. Ya sean espacios de trabajo, clínicas, hoteles, restaurantes, residencias de mayores o gimnasios, a través de la utilización de sistemas de higienización y purificación de aire. Hoy, desde Grupo EXO, te damos algunas claves para implantar ciertas medidas preventivas.

Factores que afectan a la calidad del aire

Existe una infinidad de factores que pueden afectar a la calidad del aire en el interior de edificios, ya tengan su origen en químico, físico o biológico. Asimismo, pueden estar relacionadas con el sistema los sistemas de ventilación o con el aire acondicionado, dado a su humedad y temperatura ambos son el hábitat ideal para toda serie de microorganismos. Favoreciendo con ello la proliferación de hongos, virus y bacterias.

Algunos de los desecadenantes pueden ser:

  • Contaminación interior: Puede ser provocada por los propios empleados, clientes y el público afluente en general, así  como a consecuencia de la utilización incorrecta de determinados productos químicos o por contaminación cruzada procedente de otras estancias afectadas.
  • Escasa ventilación: Debido a un mantenimiento y limpieza inadecuados o insuficientes, o a un fallo en el diseño de su sistema.
  • Contaminación desde el exterior: Ya sea a causa del tráfico, por los gases de las fábricas y zonas industriales cercanas o debido a la propia polución del aire.

Consecuencias

En consecuencia, todos estos factores pueden favorecer la presencia de contaminantes perjudiciales para la salud y que pueden suponer un riesgo, como por ejemplo: moho, polvo, alérgenos, bacterias e incluso otros compuestos orgánicos volátiles. Además, pueden generar múltiples consecuencias para la salud como infecciones, contagios, alergias, y otras afecciones como legionelosis o problemas respiratorios.

Sistemas de higienización y purificación de aire

1.Radical Hidróxilo

Es una sustancia purificadora que podemos encontrar en el medio ambiente. Se genera y desaparece de forma natural en el aire, sin tener efectos nocivos ni perjudiciales para la salud. Asimismo, es utilizado como método, totalmente ecológico, de purificación, limpieza y desinfección del aire y ciertas superficies. No sólo es bastante potente para este fin, sino que logra eliminar virus, bacterias, microrganismos, patógenos, moho, olores y ciertos compuestos orgánicos.

2. Filtros Hepa

Se utiliza para reducir la presencia de contaminantes en el aire, especialmente en estancias interiores, llegando a tener una capacidad de retención de hasta el 99,97% de todas las partículas ≥0,3 micrones.

3. Filtros Merv

Principalmente diseñados para su uso en los sistemas de aire acondicionado, consumen menos energía que los Hepa. Algunos de estos filtros pueden atrapar hasta un 75% de partículas entre 0,3 a 1,0 micrones. Aunque, requiere un cambio frecuente.

4. Filtros de Carbón activo

Se suele emplear como apoyo de los filtros Hepa. Se encargan de retener impurezas, atrapar olores y algunos Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs). En el proceso logra cambiar los contaminantes gaseosos a forma ólida, aunque no son capaces de tener grandes partñiculas y también requieren un mantenimiento frecuente.

5. Ozono

El Ozono es una de las sustancias con mayor poder desinfectante, llegando a tener una potencia 10 veces mayor que el cloro o sus derivados y con tiempo de efectividad mucho más rápido. Los métodos de higienización y purificación con Ozono suelen ser altamente efectivos, dado su gran poder oxidante. En efecto, están más que probados sus efectos frente a la elimincación de hongos, bacterias y virus Llegando a ser reconocido por la Organización Mundial de la Salud como uno de los desinfectantes más eficientes para todo tipo de organismos. Y requieren muy bajo nivel de mantenimiento.

6. Ionizadores

Son generadores de ozono de baja concentración, que producen radicales gaseosos de hidroxilo por ozono. Estos radicales atacan cualquier materia orgánica, bacterias y otras sustancias.

La importancia de un mantenimiento periódico

La limpieza y desinfección del aire es fundamental, a la hora de mantener un aire limpio y seguro. Aplicando procesos que trabajen asegurando la calidad y pureza del aire, librándolo de partículas contaminantes, bacterias o gérmenes, así como otras sustancias y malos olores.

Por todas estas razones, es recomendable realizar acciones periódicas de higienización y purificación del aire. Especialmente, a la hora de realizar labores para evitar riesgos y prevenir posibles contagios. En Grupo EXO, como expertos en materia de limpieza y desinfección, sabemos la importancia de llevar a cabo una serie de medidas que permitan controlar y mitigar la posible propagación del virus.