5 consejos para mantener limpio tu lugar de trabajo

La limpieza en un puesto de trabajo es sinónimo de orden, al tiempo que favorece a crear la atmósfera perfecta para un buen ambiente laboral. Un lugar de trabajo limpio y ordenado favorece e impulsa la creatividad de los empleados, propiciando que surjan buenas ideas. Por ello, no debes descuidar la limpieza de tu espacio de trabajo si quieres que la productividad sea tu carta de presentación.  Además, diversos estudios han demostrado que la limpieza afecta directamente al rendimiento  en el trabajo. Así pues, en las siguientes líneas te ofrecemos 5 consejos para mantener limpio tu puesto de trabajo sin tener que emplear excesivo tiempo:

1. El minimalismo

Para mantener tu lugar de trabajo limpio  y ordenado, te recomendamos que solamente tengas lo que sea estrictamente necesario. Evita almacenar objetos o papeles que sean inservibles y no tengan utilidad para tu día a día. Por ello, lo primero que debes hacer para que tu puesto de trabajo esté organizado es deshacerte de todo aquello que ocupe un espacio innecesario y no sea útil para tus tareas.

2. Mantén el orden

Si alguna vez te has preguntado cómo mantener limpio un espacio de trabajo, seguro que se te ha pasado por la cabeza que el orden es importante. Poner en práctica una organización útil para las tareas que llevas a cabo en tu puesto de trabajo te ayudará a que tu trabajo sea mucho más fructífero y efectivo. Saber dónde tienes cada cosa hace que seas mucho más eficiente.

3. Pon un día de limpieza

Para que tu empresa esté siempre perfecta, es interesante establecer unos días en los que se llevará a cabo las tareas de limpieza. Organiza un calendario en base a la suciedad que pueda generarse en cada estancia y no descuides ninguna tarea. Recuerda que hay zonas, como los aseos, que son más vulnerables y se ensucian antes que otros espacios.

4. Contrata servicio externo

Si no llegas a todo y no tienes tiempo de que tu empresa está siempre limpia, lo más acertado es contratar a profesionales que se encarguen de ello. Las ventajas de externalizar la limpieza y el mantenimiento son diversas, pero la más clara es que no te quitará tiempo ni te supondrá un gran esfuerzo contar con personas que lleven a cabo estas tareas.

5. No ensucies

Por último, aunque no menos importante, hay que tener muy presente que no por limpiar más va estar más limpio, sino que  el hecho de mantener el orden e intentar no ensuciar es crucial para que la oficina esté siempre libre de suciedad.

Como resultado, con estos 5 consejos es difícil que tu lugar de trabajo no esté siempre limpio y en orden. Lo importante es ponerte manos a la obra y no dejar que el desorden se apodere de tu espacio de trabajo.