Alto riesgo por incendio

En verano se incrementa el riesgo de incendio debido a las altas temperaturas de la zona. En nuestro caso, cerca del parque natural de Los Alcornocales y Doñana, tenemos una enorme responsabilidad. Es por esto que hemos de ser concienzudos para prevenirlos. Muchos de los incendios que se producen en nuestros hogares o lugares de trabajo pueden evitarse si se siguen una serie de medidas básicas de protección contra incendios. Son medidas muy sencillas y muchas de sentido común, aun así es conveniente tenerlas presentes y actuar correctamente.

 

Medidas básicas de prevención de incendios

  • Mantén una zona de seguridad sin combustibles alrededor de los aparatos eléctricos.
  • No sobrecargues los enchufes. Si utilizas elementos como ladrones, regletas o alargaderas para poder conectar varios aparatos a un mismo punto, consulta con los expertos para que te aconsejen sobre la mejor manera de hacerlo
  • Si detectas cualquier problema en las instalaciones eléctricas o en los elementos de protección contra incendios, debes comunicarlo a los responsables. Es muy importante que tengas en cuenta las señales de advertencia. Nunca aproximes focos de calor intensos a materiales combustibles.
  • Si realizas operaciones con llamas abiertas, objetos calientes, chispas mecánicas u otras de este tipo, consulta siempre a los responsables del área donde vayas a realizar el trabajo ya que es muy posible que debas tomar precauciones especiales por si es una zona con alto riesgo de incendios o de explosiones.
  • En ningún caso debes obstaculizar las salidas de evacuación, el acceso a los extintores, las bocas de incendio, las salidas de emergencia o los cuadros eléctricos. Es muy importante que estas instalaciones estén siempre accesibles para poder acceder a ellas en caso de emergencia.
  • Si fumas, utiliza siempre los ceniceros y asegúrate que ninguna colilla queda encendida. En ningún caso tires la ceniza a las papeleras. Si existe una señal de “prohibido fumar”, respétala.
  • Mantén ordenado tu lugar de trabajo. Cuando acabes la jornada laboral, desconecta los aparatos eléctricos, en la medida que sea posible.
  • Si manipulas productos inflamables, extrema las precauciones, lee las instrucciones de uso y la ficha de seguridad del producto.
  • Mantén los recipientes cerrados y los lugares de almacenaje bien ventilados.
  • Si has de realizar trasvases de productos usa recipientes adecuados y asegúrate que se visualiza correctamente el etiquetado del envase. Ten en cuenta que los recipientes vacíos pueden ser tan peligrosos como los llenos, así que deposítalos en lugares controlados con la señalización oportuna.

Es muy importante que cuentes con los equipos adecuados en buenas condiciones, por si se presenta una emergencia. Así, es conveniente que tengas extintores de polvo o extintores de CO2, entre otras cosas.

En nuestra empresa somos estrictamente concienzudos con la prevención y en esta época extremamos medidas en el caso de los riesgos por incendio. 

Disfruta del verano, ya sea en el trabajo o de vacaciones, la prevención de incendios es cosa de todos.