¿Cuánto plástico comes?

Tras el incidente ocurrido en la central de Indorama Ventures, muchos colectivos se replantean la seguridad y salubridad del sector en la comarca. Esta tensión es volcada directamente sobre las empresas industriales, sin embargo, ¿es realmente el peor problema ecológico del Campo de Gibraltar? La industria cumple estrictamente con la normativa en materia ecológica, sin embargo en nuestras playas podemos encontrar mayores problemas causados por el plástico. Palos de golosinas, envoltorios plastificados, tapones, colillas… Con el tiempo, ese plástico se habrá degradado y roto en múltiples trozos hasta alcanzar un tamaño tan diminuto que pasará prácticamente inadvertido para el ojo humano. Pero permanecerá ahí, en la costa. O quizás las corrientes y el viento lo arrastren en compañía de más pedazos hasta el fondo marino y, a continuación, al estómago de algún pez que tiempo después acabe en su mesa.

¿Cuánto plástico comemos? 

Los científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y de los centros oceanográficos de Vigo y Murcia han tratado de dar respuesta a esta preocupante cuestión con un estudio que, efectivamente, ha confirmado la presencia de microplásticos en toda la costa mediterránea nacional. Para que se considere microplástico, la pieza debe medir menos de cinco milímetros pero a veces el tamaño es de apenas unas micras.

El informe, publicado recientemente en la revista Environmental Science and Pollution Research determina que los microplásticos están presentes “en todos los sedimentos recogidos desde Algeciras a Barcelona”. Además de estas dos ciudades, los científicos tomaron muestras en Málaga, Castell de Ferro, Almería, Cartagena, Benidorm, Benicarló, Vallcarca y Palma de Mallorca.

Un pescado lleno de restos de plásticos. / GREENPEACEpastedGraphic.png

En el caso de Algeciras, el estudio dio un resultado prácticamente en la media, con 111 partículas por cada kilogramo de sedimentos de las que 95 unidades fueron fibras y los 16 trozos restantes, pedazos de plástico. No se hallaron restos de film o pellets. La muestra fue tomada a 154 metros de profundidad y a 1,91 kilómetros de la línea de costa.

Según la coordinadora de IEO Ana Virginia Figueiras, “Creemos que la población en general no es consciente de la magnitud del problema. Pero tampoco las autoridades. La lentitud de la degradación del plástico es un grave problema. Los gobiernos plantean cambios legales como prohibir elementos de un solo uso a partir de 2021. ¿Pero qué pasa con lo que ya hay en el mar?”.

La científica del IEO insiste en la necesidad de reducir el consumo de plásticos de todo tipo y, sobre todo, concienciar a la ciudadanía para garantizar un correcto reciclaje de los materiales para evitar que acaben minando el entorno natural.

Con estos datos, es muy evidente que el peligro de nuestras costas no lo supone principalmente la industria, sino muchos otros factores que corresponden directamente a la población. En Grupo Exo apostamos por un modelo ecológico sostenible en el que todo formamos parte. Desde la educación a los pequeños de la casa, hasta la normativa internacional, todo debe ser gestionado desde la conciencia ecológica.