Las bombonas de gas butano y gas propano guardas muchas similitudes, pero también tienen muchas diferencias. La primera de ella y más destacable es su temperatura de congelación.

Es una de las energías más seguras y limpias del mercado. No producen humo ni hollín, tienen una combustión limpia y no son tóxicos. Además, tienen un amplio abanico de usos, tanto a nivel doméstico como industrial, y son muy fáciles de transportar y almacenar.

Butano vs Propano

Las comparaciones son odiosas, pero lo cierto es que es mejor conocer al detalle las funcionalidades de estos gases para que elijamos lo que más nos convenga en función de nuestras necesidades.

Butano:

  • Capacidad:Disponible en botellas de 12,5 kg (Galp Energía).
  • Ideal para:El hogar (calefacción, cocina y baño).
  • Formato:Se encuentra disponible en botellas.
  • Condiciones ambientales:Uso doméstico, instalaciones interiores y zonas con clima templado.
  • Condiciones de funcionamiento:Por encima de los 0º centígrados.

Propano:

  • Capacidad:Disponible en botellas de 11 y 35 kg (Galp Energía).
  • Ideal para: Industria, granjas, restauración, hostelería y viviendas.
  • Formato:Disponible a granel o canalizado, además de embotellado.
  • Condiciones ambientales:Es ideal para zonas y climas fríos o instalaciones exteriores.
  • Condiciones de funcionamiento:Por encima de los -44º centígrados.

Desde el punto de vista ecológico, es cierto que el butano tiene más emisiones de gases CO2 que el propano, por lo tanto, su impacto medioambiental es algo mayor.

2018-10-19T09:36:37+00:0030, agosto, 2018|0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies